Loading...

Creando independencia para un persona discapacitada

Cuando descubrimos que mi padre sufrió un derrame cerebral, estábamos devastados. Como patriarca de nuestra familia, siempre nos brindó apoyo a todos. Para ayudarlo a él como nos había ayudado a nosotros, buscamos el apoyo adecuado, que resultó ser muy importante para mi padre. Necesitábamos asegurarnos de que la casa estuviera en orden y accesible para su silla de ruedas y de que él pudiera ser lo más independiente posible.

Varias veces nos dijo que preferiría fallecer  que volverse dependiente de otra persona. Sabíamos que para mantener su cordura, las cosas en la casa debían cambiar. Recibimos consejos de otros usuarios en sillas de ruedas y afortunadamente nos encontramos con muchas personas  que son independientes, pero que  al mismo tiempo dependen de una silla de ruedas con dispositivos móviles. Sus consejos nos ayudaron  a reducir los objetivos específicos de los que debíamos ocuparnos.

El saber que teníamos que realizar muchas modificaciones a la casa no nos asustaba, ya que realizábamos todos estos cambios para que mi padre se adaptara exitosamente a su nuevo estilo de vida y a su vez, evitar que él cayera en una depresión. El baño fue la primera área de interés, porque es ahí donde se ocupada mayor  privacidad  e independencia. Comenzamos quitando la puerta del baño y reemplazándola con una cortina que se deslizaba fácilmente. A continuación reemplazamos el inodoro con uno nuevo, diseñado con una altura adicional para facilitar el traslado que mi padre requería. Instalado en el costado del inodoro había una barra de agarre que estaba atornillada al piso para una máxima estabilidad.

A continuación, se colocó un cabezal de ducha extraíble junto con una silla de baño y nuevos grifos que eran muy fáciles de maniobrar. El fregadero ya se encontraba a una altura aceptable, y el grifo del pomo se reemplazó por uno con palanca.

Nos deshicimos definitivamente de la alfombra para comprar corredores de piso plástico y los colocamos estratégicamente en toda la casa. El plástico ayuda mucho a que la silla de ruedas se mueva con facilidad alrededor de la casa.

Mi padre no quería dormir separado de mi madre. Él nos convenció de que una cama de hospital no era lo mejor para él y estuvimos de acuerdo. Para ayudarlo a entrar y salir de la cama, instalamos otro agarre con barra instalada en el piso, a lo largo del costado de su cama. Se construyó con una gran plataforma para ayudarlo a trasladarse a la cama, sin que hubiera un espacio demasiado grande entre la cama y la silla de ruedas.

Entrar y salir de la casa era otro problema, por lo tanto, compramos una rampa de handicap de metal. Este fue muy fácil de instalar. Por otro lado,  las rampas son fáciles de encontrar y sobre todo económicas. Para las paredes de las puertas en el hogar, adquirimos mini rampas para discapacitados llamados rampas de umbral.

Para mantenerlo activo en su computadora y crucigramas, compramos utensilios de escritura de mayor tamaño y un teclado de botón extra grande. También le compramos un abrelatas y abridor eléctrico para cocinar de manera independiente. Otra cosa que hicimos fue comprarle un teléfono celular para que pudiera usar el altavoz  para que pudiera llevarlo con él mientras recorría la casa.

Verdaderamente realizar estos cambios en todo la casa fue todo un éxito. A mi padre le hice saber que siempre estaré allí para encontrar soluciones únicas que lo mantengan móvil e independiente para esta etapa de su vida.

2017-11-20T08:31:43+00:00