Loading...

5 tareas fáciles que se convierten en desafíos

Mi historia comienza al haber sufrido de polio a los 4 años y ahora que tengo 66 años, puedo decir con toda certeza que llevo una vida activa y productiva. Uno de mis dichos favoritos es que puedo hacer cualquier cosa que quiera, solo que de forma diferente. Ahora hablaré de las 5 tareas fáciles que se convierten en desafíos.

Encontrar estacionamiento

Cuento con una matrícula de discapacidad y también un cartel para cuando viajo en el vehículo de otra persona. Si ocupas uno de estos, son emitidos por el Departamento de Vehículos Motorizados y caducan al igual que las matrículas de tu automóvil, tendrás que llevar una receta médica y solo será un permiso permanente o temporal. Por otra parte, puedo decir que al menos cuento con 10 historias sobre como lidio con personas no tan agradables en mí día a día. Un ejemplo de esto es cuando me estaba metiendo en el lugar para discapacitados y una mujer se detuvo justo en frente de mí casi golpeándome, cuando me encontré con ella en la tienda y le mencioné lo que ella había hecho, ella dijo: “Tengo prisa y parece que lo hiciste bien” y mientras estaba parado allí en mi andador solo pensé: “Dios bendiga su corazón”. Cuando voy de compras y hago recados, siempre dejo suficiente tiempo para manejar cualquier situación que me pueda llevar más tiempo, como encontrar un buen lugar para estacionarme. Por esa razón siempre cuento con un libro o diario para ocupar mi tiempo extra.

Tomar un baño

Puede parecer intimidante, sin embargo, es manejable si se siente cómodo y vives solo. El método que utilizo es el siguiente: lleno la bañera con agua y me siento en el borde de la bañera, levanto una pierna y luego la otra; también cuento con una estera de goma en el fondo de la bañera y mi jabonera tiene una barra que utilizo al costado de la bañera para bajarme. Asegúrate de que tus manos y el costado de la tina estén secos, y cuando hagas esto, lava como de costumbre. Mientras la bañera tenga agua, no la desconecta hasta que esté lista para salir, pon tu toalla de baño al lado de la bañera (usar toalla grande), levántate sobre tus rodillas y tus nalgas cerca del borde de la bañera;  levanta con una mano la tina (sobre la toalla ) y con la  otra mano ubicada en la barra de jabón, levante una pierna sobre la bañera, si tus piernas están débiles, toma un paño mojado y colócalo primero en tu pierna, después levanta, gira y el proceso estará terminado.

Ir de compras

Siempre compro en los centros comerciales que tienen carritos eléctricos, si tus tiendas favoritas no tienen ese tipo de carros, te recomiendo que consigas un scooter para moverte con total libertad.

Jardinería

Utiliza un taburete o silla que funcione para tu condición específica; y reúne todo lo que necesitas para hacer el trabajo en una bolsa, para solo tener que subir y bajar una sola vez. Me siento en el suelo para hacer la jardinería y eso es algo que a mí me funciona. Tu trabajo es encontrar la forma en que más te parezca accesible hacer las cosas.

Sacar la basura

Cuento con un bote de basura que es pequeño  y que cuenta  ruedas, después lo ruedo por el camino de entrada poco a poco hasta que llegue a su destino.

Sé que esto es solo la punta del iceberg en los desafíos diarios que enfrentamos, pero al menos esto hará que tu mente trabaje y aprenda a realizar las tareas cotidianas fácilmente y sin más complicaciones.

2017-11-16T23:40:16+00:00